Parámetros / El proyecto Brother y el casero de Altamira...

Ago 02, 2020

   Es un tabú para algunos, prejuicio para muchos, pero al final es un convencionalismo y una realidad existente que, en la ciudades hay franquicias de apellidos, familias posicionadas, dueños de las ciudades, vamos.

   El gobernador y el proyecto de su hermano Ismael García Cabeza de Vaca se encuentra en una gran declive y crisis progresiva. 

Han perdido control e influencia en varias ciudades de Tamaulipas; Reynosa, San Fernando y Altamira son algunos ejemplos de mucho peso.

   En la pujante ciudad y puerto industrial de Altamira, por ejemplo, no se puede regatear méritos, influencia y valía a Juvenal Hernández Llanos. “don Juve” es el casero  de la franquicia política y patrono de las campañas políticas en la ciudad y puerto industrial de influencia mundial. Es un iman de votos en la ciudad y los ejidos.

   Humberto Zurita Eraña, un priísta que trabajó en la Lotería Nacional al lado de Salomón Cámara y que en el oportunismo político arribó a los “vientos de cambio” y, su jefe Augusto Verástegui Ostos (a) “El Truco”, lo deben entender pero no se atreven por sumisión, a darle el sano consejo a los Cabeza de Vaca, pues anteponen el servilismo y aseguran su permanencia en el presupuesto y beneficios de su posición.

   En conclusión, los Cabeza de Vaca, su proyecto “Brother” y sus empleados deben entender y comprender de una buena vez y para siempre que, si quieren el Puerto Industrial de Altamira, tendrán que ir a tocar la puerta al, para una gran mayoría, el casero de Altamira.

   Ir, a tocar la puerta, al búnker del Ejido Medrano.

 

   Muchas gracias y hasta pronto...