Parámetros / Léxico penal...

Oct 01, 2019

El gobierno de los cuernos ya trae encima una auditoría federal muy seria y están al borde del infarto. Ya no se la quitan.

Sus prestanombres no hayan puerta que tocar para lavar el dinero extraído de las arcas de los tamaulipecos. Es mucho.

Por otro lado los hermanos incómodos a través de interpositas personas, están a punto de construir un desarrollo inmobiliario de muchas hectáreas frente a otro de sus grandes negocios, como los son el viñedo "Tres Raíces" en Dolores Hidalgo, Guanajuato, del cual llevan gran parte o tal vez la mayoría de acciones.

El aún gobernador Cabeza de Vaca sabe que, de que se va, se va; y lo sabe desde el inicio de la petición que la fracción panista hiciera en el senado con respecto a Veracruz —es decir, 'lo pusieron' los mismos de su partido—.

Y en la inteligencia a irse con una buena negociación, por la puerta de enfrente —situación muy remota—, no le importa llevarse entre las patas a amigos, testaferros, prestanombres, empleados y a algunos despistados y oficiosos que todavía lo defienden.

El aún gobernador de los tamaulipecos, recien cumplió los 52 pero se quedó atrapado en sus "años mozos" utilizando contra el Senado y el Presidente de la República, un léxico de pandillero, es gobernador pero no habla como tal, sino con terminos de gangster de barrio: "todavía no les pego ya están llorando" "cómo quieran quiero" "no se metan con Tamaulipas –quiere decir, no se metan con él y sus hermanos –" "No estoy manco"...

Léxico de presos, mañíl. Léxico delincuencial.

El aún gobernador Cabeza de Vaca, podría terminar muy mal e inclusive, en prisión como su amigo Tomás Yarrington y su enemigo Geño Hernández.

Les lleva una ventaja.

Ya domina el léxico penal...

 

Muchas gracias y hasta pronto.